Galería de Viaje

Aquí le traemos nuestra galería mensual mostrando algunos de los muchos atractivos naturales e históricos de la región. ¿Cuántos de ellos ya ha visitado? ¿Cuáles le gustaría explorar en visitas futuras a Cancún y la Riviera Maya?

Puerto Aventuras

Puerto Aventuras

Pase el día practicando esnórquel, buceando o pescando o en alguno de los campos de golf en la Riviera Maya y llegue a Puerto Aventuras para disfrutar de un almuerzo junto a la marina o en la playa.

Cozumel

Cozumel

Tome el transbordador desde Playa del Carmen para explorar la isla habitada más grande de México, un paraíso del buceo con una cadena de más de 30 majestuosos arrecifes de coral que son un refugio para la vida marina de todos los colores, formas y tamaños.

Disfrute de un día de esnórquel y buceo o a bordo de una lancha con fondo de vidrio o el submarino Atlantis, si desea ver el mundo subacuático sin mojarse. Relájese en alguna de las playas en la costa occidental, visite la reserva natural de Punta Sur y asegúrese de pasear en auto alrededor de la isla. Finalmente, no deje de visitar la capital San Miguel, con sus mariscos frescos, compras y el Museo de Cozumel, para tener una introducción a su fascinante historia de antiguas diosas mayas, sacerdotes y comerciantes y de piratas caribeños.

Hacienda Teya

Hacienda Teya

A 13 km desde el centro de Mérida, en la carretera hacia Cancún, Hacienda Teya es una parada popular para disfrutar de la cocina yucateca y vislumbrar cómo eran estas haciendas cuando producían henequén o sisal a finales del Siglo XIX y principios del Siglo XX.

Teya data desde principios del Siglo XVII y originalmente fue un rancho ganadero antes de comenzar a cultivar henequén. Cuando la demanda internacional por el henequén se vino abajo, la industria regional entró en declive y las haciendas, como Teya, fueron abandonadas.

Para los años de 1970s, la hacienda había caído en ruinas y fue comprada por Jorge Cárdenas, un empresario de Mérida. Él y su familia la restauraron, empezando con los jardines y replantando árboles en las huertas alrededor de la casa. El trabajo de restauración en los edificios se llevó a cabo en los años de 1980s y el cuarto de máquinas fue transformado en un elegante recinto para bodas y eventos. Hoy en día, usted puede disfrutar del almuerzo en el restaurante y pasear por sus alrededores para ver una exhibición de fotografías que datan desde principios del Siglo XX, conocer los procesos de restauración, visitar la capilla de la hacienda e, incluso, la antigua chimenea de la hacienda.

Su Concierge puede ayudarle a organizar paseos a estos lugares y muchos más en la península de Yucatán.