Un día con el dominó, en busca del tiburón ballena

Un viaje de observación del tiburón ballena es una experiencia única en la vida y nuestra editora comparte sus recuerdos de un día de verano muy especial.

Estaba en una embarcación rumbo a la zona azul, el nombre dado a las aguas profundas al este de Isla Contoy, escaneando la superficie del océano en busca de señales del pez dominó o tiburones ballena que se reúnen en esta extensión del Caribe mexicano para alimentarse durante los meses de verano. De repente, nuestro guía los avista, una conmoción de aletas por doquier y las sombras del pez más grande del mundo asomándose desde las profundidades, una vista increíble de los tiburones ballena alimentándose del plancton en la superficie.

Después de ver algunos de estos gentiles gigantes pasar nadando por la embarcación, el guía me dice, “Prepárate, cuando diga salta, saltas.” Durante el paseo de dos horas en lancha hasta la zona de alimentación del tiburón ballena, me preguntaba si tendría el valor de saltar al agua cristalina, pero profunda, para ponerme cara a cara con una criatura del tamaño de un autobús, pero cuando me llamaron no lo dudé.

Apareció una enorme forma, mi primer encuentro con un tiburón ballena; su boca abierta para capturar el plancton y filtrar el agua a través de las agallas. Lo vi pasar nadando, el cuerpo azul grisáceo brillante por la luz del sol, destacando el distintivo patrón de manchas y rayas blancas que le dan el nombre de “pez dominó.” Lejos de estar intimidado, experimenté una sensación de asombro y una enorme paz al mirarlo y a la nube de diminutos peces ocupados limpiando los parásitos de su piel. Luego, con un último movimiento de la cola, se había ido, desapareciendo en la distancia.

Salí del mar eufórico y tosiendo por el agua que había tragado durante mi increíble encuentro. El objeto de los sueños y de mis ambiciones de niño de seguir los pasos de David Attenborough, fue una experiencia con la vida silvestre que atesoraré por siempre.

Tiburón ballena

¿Qué es lo que atrae a los tiburones ballena al Caribe mexicano?

Los tiburones ballena migran por miles de kilómetros a través de los océanos tropicales, moviéndose entre zonas de alimentación durante el año. Se reúnen en el Caribe mexicano desde mediados de mayo a mediados de septiembre, cuando las elevadas temperaturas del verano provocan un rápido crecimiento del plancton y la proliferación masiva de estas criaturas microscópicas. Sin embargo, estudios sobre el tiburón ballena en el Caribe mexicano han revelado que, además del plancton, también les encantan los huevecillos de un pez llamado bonito o pequeño atún que también desova durante el verano. Los biólogos creen que la abundancia de alimento desencadena la reunión de tiburones ballena más grande del mundo. En un día en el 2009, se contaron 420 de ellos durante un vuelo y en 2017, fueron rastreados tres grupos de tiburones ballena con un total de 560 (fuente Rafael de la Parra, entrevista).

Hay dos zonas de alimentación del tiburón ballena: el área entre la isla Holbox y Cabo Catoche, la punta donde el Golfo de México se encuentra con el Caribe y donde un afloramiento de agua fría profunda rica en nutrientes impulsa el crecimiento del plancton, y las aguas al este de Contoy e Isla Mujeres. Debido a la importancia de estas aguas para el tiburón ballena y otras especies marinas como el pez vela, marlín, manta rayas, delfines y tortugas marinas, el gobierno mexicano la declaró como reserva de la biósfera marina.

Compartiendo la misma dieta de plancton y huevecillos de peces, las manta rayas se mezclan con los tiburones ballena, algunas veces saltando fuera del agua. También es frecuente observar delfines y tortugas marinas el camino a las zonas de alimentación del tiburón ballena.

Viajeros del océano

Cada tiburón ballena tiene marcas únicas y al tomar fotografías de ellos está ayudando a los expertos en tiburón ballena alrededor del mundo a compilar un catálogo. A través del uso de esta base de datos internacional con fines de identificación, marcando a los tiburones y usando técnicas de rastreo satelital, ya pueden a empezar a mapear los movimientos de estas enigmáticas criaturas. Por ejemplo, han podido seguir los movimientos de tiburones ballena durante el año mientras nadan por el Golfo de México, el Caribe mexicano y se dirigen hacia el sur hasta Belice y las Islas de la Bahía en Honduras. Una hembra de tiburón ballena de la población del Golfo de México incluso fue rastreada hasta Brasil.

En la región del Indo Pacífico, los tiburones ballena se reúnen frente a la costa de Mozambique, las Maldives, Seychelles, Indonesia, Filipinas, Australia, Fiji y el Mar de Cortez, frente a la costa de Baja California Sur, en México.

El Concierge puede ayudarle a arreglar su paseo de observación del tiburón ballena